Saltar al contenido

Bendición de la Medalla de San Benito

crucifijo de san benito

La cruz de San Benito para que sea completamente efectiva, tiene que estar bendita por un sacerdote. La oración que se le reza a la cruz de san Benito tiene que ser recitada en Latin. Esta practica poco a poco se ha vuelto menos frecuente, pues en la actualidad no es requisito para el sacerdocio que se hable latín como si lo era antiguamente.

Antes de bendecir cualquier medalla, cruz o llave de San Benito deberás verificar que estén grabadas de ambos lados, en el frente deberá aparecer el San Benito con la cruz en la mano derecha y el libro de su regla de su monasterio en la izquierda, además  que este dibujada la copa del lado derecho y el cuervo al izquierdo. Al reverso de la medalla, deberá estar grabada una cruz  abarcando toda la medalla y con la respectiva leyenda al interior de la cruz y en  la circunferencia interna de la medalla.

Si se tuvieran varias medallas se tienen que bendecir una a una.

Oración para bendecir a Medalla de San Benito en Latin

 

Oración en Latin a San Benito         Oración en Castellano a San Benito

Crux Sacra Sit Mihi Lux                                                                                                  Mi luz sea la cruz santa

Non Draco Sit Mihi Dux                                                                                             No sea el demonio mi guía

Vade Retro Satana                                                                                                              Apartate Satanas

Numquam Suade Mibi Vana                                                                                           No sugieras cosas vanas

Sunta Mala Quae Libas                                                                                            Pues maldad es lo que brindas

Ipse Venena Bibas                                                                                                           Bebe tu mismo el veneno

                                                      Y a la hora de la muerte seamos asistidos por San Benito

                                                                                        Amén.