Saltar al contenido

Rosario de San Benito

rosario de san benito

Los rosarios de San Benito son muy apreciados por ser muy milagrosos y sentir paz espiritual al momento de su rezo. Existen diferentes diseños de los rosarios de San Benito. Los más comunes son los que traen incrustados las medallas de San Benito en el lugar de los misterios, que son las cuentas un poco más grandes del rosario. La medalla de San Benito suele estar en medio de la cruz  de la cruz principal o bien la medalla entera en lugar de la Cristo. Los rosarios  de San Benito italianos benditos en Nursia o en el Vaticano,  son los más apreciados , pero en realidad lo importante es rezarlo con fe.

La oración del rosario de San Benito, esta forma de rezar el rosario difiere un poco con la forma tradicional, sin embargo los fieles a San Benito la han adoptado debido a que consideran que esta forma es muy poderosa para los enfermos.

Antes de empezar rezar este rosario hay que considerar que la medalla de la virgen que se encuentra en los rosarios en la posición 6 no se considera una cuenta, el rosario tiene 59 cuentas.

Rosario de San Benito chapado en oro de alta calidad con...
  • Rosario católico de la más alta calidad, hermosas abalorio de vidrio azul claro con abalorio chapadas...
  • (altura x anchura): 5 cm x 2,8 cm.
  • Longitud del collar: 55 cm.

Ver más en Amazon

¿Cómo rezar el Rosario de San Benito?

 

  • TOMAR EL ROSARIO ENTRA LAS MANOS Y PERSIGNARSE CON ÉL

En el nombre del padre, el hijo y el espíritu santo. Amén.

  • TOMAR LA CRUZ DEL ROSARIO Y ORAR LO SIGUIENTE

En el nombre de San Benito, todos los santos.

San Miguel Arcángel.

En el nombre de la sangre de Jesús se derramó su sangre en la cruz, te repudio Satanás, por cinco yagas de nuestro señor Jesucristo.

  • CONTINUAR DETENIENDO LA CRUZ Y REZAR UN CREDO

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su Único hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos. subió a los cielos, y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

  • PRIMERA CUENTA, ORAR UN PADRE NUESTRO

Padre Nuestro, que estás en los Cielos, santificado sea tu Nombre, venga a nosotros Tu Reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el Cielo, el pan nuestro de cada día dánoslo hoy, y perdona nuestras ofensas, Así como nosotros perdonamos a quienes nos ofenden, y nos dejes caer en la tentación, Mas líbranos del mal. Amén

  • TRES CUENTAS SIGUIENTES, UN AVE MARIA POR CADA CUENTA

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

  • QUINTA CUENTA, REZAR UN GLORIA

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

  • MEDALLA DE LA VIRGEN O EN SU CASO DE SAN BENITO , ANUNCIAR EL PRIMER MISTERIO

Primer Misterio: Que Dios por la intersección de San Benito de los milagros de la medalla nos libre de todo mal, cuerpo y alma.

  • ACERCARSE AL ENFERMO O A EL LUGAR A BENDECIR O DONDE SE QUIERE QUITAR MALAS ENERGIAS, REPETIR TRES VECES LA SIGUIENTE ORACIÓN

Exaltado sea el nombre de Nuestro Señor Jesucristo. exaltado sea por siempre. San Benito Ruega por nosotros. (repetir tres veces)

  • SIGUIENTES 10 CUENTAS REPETIR LA SIGUIENTE ORACIÓN EN CADA UNA DE LAS CUENTAS

Exaltado sea Dios y el enemigo derrotado.

  • CUENTA 16, ANUNCIAR EL SEGUNDO MISTERIO

Segundo misterio.Que Dios por la intercesión de San Benito, de los milagros de la medalla, protega nuestro hogar y nuestras pertenencias de contaminación de Sanatanas.

  • REPETIR TRES VECES LA SIGUIENTE ORACIÓN

Exaltado es el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Exaltado sea por siempre. San Benito, ruega por nosotros.

  • SIGUIENTES 10 CUENTAS REPETIR LA SIGUIENTE ORACIÓN EN CADA UNA DE LAS CUENTAS

Exaltado sea Dios y el enemigo derrotado

  • CUENTA 27, ANUNCIAR EL TERCER MISTERIO

Tercer misterio. Que Dios por la intercesión de San Benito, de los milagros de la medalla, prohíba el veneno de todos los animales y las mordeduras de Serpientes venenosas.

  • REPETIR TRES VECES LA SIGUIENTE ORACIÓN

Exaltado es el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Exaltado sea por siempre. San Benito, ruega por nosotros.

  • SIGUIENTES 10 CUENTAS REPETIR LA SIGUIENTE ORACIÓN EN CADA UNA DE LAS CUENTAS

Exaltado sea Dios, y el enemigo derrotado

  • CUENTA 38, ANUNCIAR CUARTO MISTERIO

Cuarto misterio. Que Dios por la intercesión de San Benito, y por los Milagros de la Medalla, Dios bendiga nuestro lugares de estudio, traslado y trabajo

  • REPETIR TRES VECES LA SIGUIENTE ORACIÓN

Exaltado es el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Exaltado sea por siempre. San Benito, ruega por nosotros.

  • SIGUIENTES 10 CUENTAS REPETIR LO SIGUIENTE EN CADA UNA

Exaltado sea Dios, y el enemigo derrotado

  • CUENTA 49, ORAR UN PADRE NUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

  • LAS SIGUIENTES 10 CUENTAS , ORAR UN AVE MARIA CADA UNO

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

  • TERMINAR EN LA CINCO CUATRO CON UN SALVE

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María!

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Ver más en Amazon